EL ESTADO HA SIDO INCAPAZ DE GARANTIZAR LA VIDA DE LAS MUJERES Y DE ACTUAR CON LEGALIDAD: EXPERTAS

• En los últimos seis meses han asesinado a diez mujeres diariamente, alertaron
• Urgente incluir un decálogo de propuestas como agenda legislativa para armonizar los códigos penales locales que tipifiquen los delitos asociados a actos de violencia contra las mujeres

Los que toman las decisiones en el poder deben aplicar y conocer las leyes existentes en materia de prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres y no aplicar programas coyunturales que no atiende el riesgo que enfrenta este sector de la población, señalaron especialistas en temas de género y dirigentes del PRD.

Durante el conversatorio “La Violencia contra la mujer y la impunidad del Estado”, organizado por la Plataforma Futuro 21, la dirigente nacional del PRD, Karen Quiroga Anguiano, afirmó que la creciente violencia hacia las mujeres no solo responde a condiciones sociales y económicas, estructurales e históricas, sino también a la inacción, silencio, complicidad e impunidad del Estado. “Vivir en México, es vivir en riesgo por el simple hecho de ser mujer”, sostuvo.

Aseguró que “las mujeres no tenemos nada que celebrar en estos nueve meses del gobierno federal. No existe diferencia entre el nuevo y el anterior gobierno, por el contrario, las cifras oficiales muestran que la tendencia tiende a crecer, ya que la violencia no se ha contenido, ni mucho menos se ha reducido”.

Ante este panorama, Quiroga Anguiano propuso medidas urgentes que incluyen un decálogo de propuestas como agenda legislativa para armonizar los códigos penales locales que tipifiquen los delitos asociados a actos de violencia contra las mujeres de forma homologada, con perspectivas de género y derechos humanos.

Anunció que se preparan una serie de iniciativas que el PRD presentará en el siguiente periodo de sesiones del Congreso de la Ciudad en el que destaca la creación de una Alerta de Género Sectorizada por colonias, con el fin de que se activen en las zonas con mayor índice de violencia hacia las mujeres.

Propuso enviar una carta a las universidades y a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para solicitar que se imparta la materia de feminismo y perspectiva

de género porque es en esos espacios donde se forman los cuadros legislativos y de decisión de poder.

En su intervención, la exsenadora Angélica de la Peña comentó que mientras los que estén al frente del poder no quieran entender que la violencia en contra de las mujeres es estructural y no un asunto cultural, no habrá condiciones para transitar a la erradicación de la violencia.

“Las estructuras sociales son a las que hay que dedicarnos y quienes están en los espacios de poder y decisión tienen que ponerse las pilas y leer lo que dicen las leyes. No solamente la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, también la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, la Ley General en Materia de contra Desaparición Forzada, que tiene todo un capítulo dirigido para niñas y niños, que está inscrita a la perspectiva de género, la Ley de Tortura, así como la Ley general de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes”, refirió.

En ese sentido, agregó que se deben aplicar todas las leyes que ya existen y no inventarse programas y acciones. “En México tenemos un marco jurídico reconocido a nivel internacional, debe aplicarse la ley, no estén inventando a partir de las coyunturas, como hace la jefa de Gobierno, que parece que estamos regresando a los años 40”, explicó.

Por su parte, la periodista especialista en temas de género, Lucía Lagunes detalló que la violencia es el instrumento al cual recurren los hombres para someter a las mujeres, “el ejercicio de esta violencia está sustentada en una falsedad que las mujeres les pertenecemos a los hombres”.

Por ello, consideró que para desterrar la violencia contra las mujeres es mucho más difícil si se sigue insistiendo que solo a unas cuantas es a las que les pasa, por lo que se necesita desarrollar políticas feministas que incluyan pactos necesarios para evitar el retroceso que la derecha quiere.

Lamentó que en los últimos seis meses se han registrado 448 casos de homicidios calificados como feminicidio, mil 364 homicidios dolosos contra mujeres. En total, dijo, suman mil 812 mujeres asesinadas en tan solo 181 días, es decir, diez mujeres asesinadas al día.

Dijo que más de la mitad del territorio nacional está en alerta de género contra las mujeres, “el feminicidio conlleva a la ruptura del Estado de Derecho, ya que el Estado ha sido incapaz de garantizar la vida de las mujeres, de actuar con legalidad, de procurar justicia, de prevenir y erradicar la violencia que lo ocasiona”.

En tanto, la ex diputada Martha Dalia Gastélum, quien fungió como moderadora del conversatorio, expresó que la impunidad del estado, es el tema central, porque un país que se quiera pacificar se tiene que transformar las condiciones de desigualdad en que se encuentran las mujeres.

Por su parte, la investigadora por la UNAM Laura Pedraza, mencionó que en México no hay un reconocimiento real de la violencia de género. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registran diez muertes violentas de mujeres al día y a la luz de esto se debería de dimensionar la problemática real, ya que no se cuenta con propuestas efectivas para el castigo de estos delitos.

Añadió que hay un desconocimiento de los funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno en materia de activación de protocolos para alerta de género y el establecimiento de las sanciones estipuladas en la legislación, por tanto, hay falta de voluntad política y aún queda un largo camino por recorrer para prevenir el crimen por feminicidio.

Finalmente, la maestra en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, Aimee Vega Montiel, aseveró que la violencia contra las mujeres no viene de forma aislada, en todos las áreas por los que transitan son vulnerados.
“El movimiento Me Too, demostró que las mujeres somos víctimas de violencia en la escuela, industria privada, partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, en oficinas, en la calle, etc., en todos los espacio sociales, los derechos de las mujeres son vulnerados”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *